La Coctelera

Aragón y Medicina

El blog de un médico amante de su tierra y de su profesión

18 Agosto 2007

Barrio de Casetas. Zaragoza

Barrio rural de Zaragoza este núcleo poblacional esta situado a 14 kilómetros de Zaragoza, con una excelente comunicación con el centro de la ciudad. Situado en el extremo noroeste de su término municipal a 215 metros de altitud linda al Norte con el término municipal de Sobradiel, al Sur con Garrapinillos, al Este con el término de Utebo y al 0este con los términos de Pinseque, Alagón y La Joyosa. El término municipal de Casetas tiene una extensión de 315 hectáreas y su situación, en una zona de pleno regadío, hace que sea toda ella sumamente productiva. Juntó a estas posibilidades naturales ha impulsado extraordinariamente a esta barriada la ubicación en ella del nudo ferroviario que forma el enlace de las líneas de Madrid a Barcelona y de Zaragoza a Bilbao e Irún. En los últimos tiempos su estación de ferrocarril ha ido perdiendo peso específico como consecuencia de los avances de la tecnología.

Desde el 1º de julio de 1879 y por decisión de Ayuntamiento del entonces municipio de Las Casetas, este lugar pasó a agregarse al municipio de Zaragoza. Actualmente constituye el más poblado de los catorce barrios rurales que posee la ciudad. Administrativamente se gobierna a través de una Junta Vecinal, constituida por seis vocales designados por los partidos políticos en proporción a los resultados obtenidos por sus partidos en las elecciones municipales. Esta Junta Vecinal está presidida por un Alcalde, que actúa como representante del Alcalde de Zaragoza, y que desde 1995 es elegido mediante consulta popular a través de sufragio.

La población se ha duplicado en el último medio siglo, según se aprecia en el cuadro inferior. La proximidad a Zaragoza, ciudad industrial, y las buenas comunicaciones por ferrocarril (conexión entre las líneas Madrid-Zaragoza-Bilbao, 1864) y carretera (N-232, autovía Zaragoza-Logroño) que favorecieron la instalación de empresas en los polígonos industriales próximos o la ubicación de General Motors en Figueruelas en 1980, atrajeron población hasta la década de los 90. En la última década del siglo XX Casetas sufrió una ligera recesión demográfica debido a que el impulso urbanístico es asumido por los municipios del entorno de la ciudad de Zaragoza, que entran en un proceso de rápida expansión urbanística y de urbanización del área metropolitana de Zaragoza. En los últimos tres años se ha recuperado la etapa de crecimiento, apoyada en una renovación de la escena urbana, en el crecimiento de los proyectos inmobiliarios y en el empadronamiento de población inmigrante, que suponen en la actualidad el 15% de los vecinos.

Año/habitantes 1950/3.098 1960/3.690 1970/4.597 1981/5.646 1991/6.436 2001/6.212 2004/6.222 2005/6.736 2006/6.928

Historia: Casetas, por el nombre árabe que se le conoce (Mezalzamori) puede que tenga sus orígenes al final de la época de la dominación árabe en el siglo XII; por tanto, puede tener ocho siglos; esto la sitúa en la época medieval. El modo de producción fue el feudalismo y se supone que su economía fue agraria con excedentes.

Incluso su origen puede ser más lejano. Recientemente, repasando documentos históricos he dado con una publicación que lleva por titulo “Algunos comentarios sobre el abastecimiento de agua a Cesaraugusta” de Don José Carlos Abadía, publicada por la Institución Fernando el Católico en 1995 (Cuadernos de Aragón nº 23). En este trabajo y basándose en el bronce hallado en Contrebia Belaisca (Botorrita) se hace mención a un laudo arbitral que el senatus contrebiense hizo entre la ciudad vascona de Alaun (Alagón) y la ciudad íbera de Salduie (Zaragoza), en un contencioso a causa de una nueva acequia. Contrebia falló a favor de Salduie. Después de un minucioso estudio, muy pormenorizado, el historiador deduce y concluye que esta acequia bien pudiera ser la acequia de La Almozara que pasa por el casco urbano de Casetas y conocida por todos sus habitantes, sabedores del dicho popular: "El que venga a Casetas y beba de la acequia Almozara nunca se olvidara ni de sus gentes, ni de sus tierras y querrá volver a él".

Conocemos documentalmente la existencia de Casetas desde el periodo de reconquista de Zaragoza por Alfonso I el Batallador, siglo XII, siendo sede tradicionalmente de los señoríos y baronías con una población esencialmente agrícola sometida a ellos.

Fue su primer Señor, don Pedro I de Aragón y Ximénez Cerdán, hijo de Don Hernando de Aragón y Gurrea, que después seria arzobispo de Zaragoza. Éste hizo que su primo hermano Carlos V nombrara a su hijo "Caballero Profeso de la Orden Militar de Calatrava" y, para asegurar su porvenir, le sucediera como Comendador Mayor de Alcañiz en dicha Orden. El primer señor de Casetas contrajo matrimonio con Doña Rafaela Fernández de Hijar, de la casa ducal de este apellido. Sucedió a éste, su hijo don José de Aragón y Fernández de Hijar. Al morir éste sin descendencia le sucedió su hermano Juan que casó con una hija de los Duques de Villahermosa. Los cuartos Señores y Barones de Las Casetas tendrán como heredera a su hija Doña María de Aragón y Aragón. Con esta dama se termina el apellido de los Aragón como señores de las Casetas; no así la descendencia pues Doña María casó con Don Alonso Cerdán, quintos Señores de Las Casetas. De este matrimonio nació la sexta señora de Las Casetas, Doña Francisca Cerdán de Aragón, y aquí se acaba del todo el apellido Aragón. Aunque Doña Francisca omite el apellido paterno de Cerdán cuando comparece como poseedora vincular de Las Casetas, no porque el apellido Cerdán fuese de más bajo linaje, sino porque así lo mandaba jurídicamente el Mayorazgo del Feudo patrimonial. Casó Doña Francisca con Don Pedro de Moncayo y Sánchez. De este matrimonio nació un nuevo Señor, Don Miguel de Moncayo Zapata y Aragón, séptimo Señor de Las Casetas además de serlo de Coscojuela como heredero de los Moncayo-Zapata. Con los Coscojuela Fuentes Moncayo, en el año 1812, terminó la existencia del señorío de Las Casetas; no sucedió lo mismo con la propiedad física sobre terrenos y casas, pues estos pasaron a poder de los Marqueses de Coscojuela y después a los Condes de Fuentes para acabar con los Duques de Solferino. Don Manuel de Llanza Pignatelli y de Aragón, Duque de Solferino, Marques de Coscojuela y Barón de Alcázar, Caballero cubierto ante el Rey y Senador vitalicio por derecho propio. Con estos Señores acaba el Señorío unitario de Las Casetas. Estos Señores vendieron la propiedad a tres terratenientes de esta localidad.

Tras la Guerra de la Independencia, en 1808, la población quedó completamente desolada. Posteriormente parte del antiguo vecindario regresó. De éstos vecinos cuyos apellidos aún se conservan como los más antiguos moradores del barrio, son los Almenaras, Chuecas, Paúl, González, Camín y Sarriá. La población gitana de Casetas más antigua son los Gabarre-Gabarre, "Los Remolachas", que vinieron a la recolección de remolacha. Y otros, que en un momento u otro hicieron honda brecha en este barrio y con ellos gentes de Cabañas, Pinseque, Pedrola, Alagón y Zaragoza, de cuyo Concejo Casetas no siempre formó parte, pues fue vereda de Tarazona en 1646, y posteriormente corregimiento de Zaragoza hasta 1833 en que se consiguió su independencia municipal y tuvo Ayuntamiento propio. Esta independencia tuvo final en 1849 al salir una orden nacional en la que se obligaba a todos los grupos formados por menos de treinta familias (Casetas entonces estaba constituida por 27 familias) a formar parte de la capital como barrios. Fue finalmente en 1879 cuando a integrarse en el Municipio de Zaragoza, motivado por la falta de dinero para subvencionar los gastos del municipio y también la falta de gentes para ocupar los cargos públicos.

Con todo ello, Casetas volvió a cobrar importancia y contribuyeron a ello con el paso de los años, varios factores importantes; En Las Casetas fue ubicado un importante nudo ferroviario de dos de las más prestigiosas compañías, la "M.Z.A." (Madrid – Zaragoza – Alicante) y Norte de España, que enlazaban en Las Casetas las líneas Madrid-Barcelona y Zaragoza-Bilbao-Irún. Fueron estas dos compañías (los antepasados de la RENFE actual) los que al suprimir de los rótulos de su estación el artículo "Las" dejarían a Las Casetas en su nombre actual, Casetas; Con este importante nudo de comunicación férrea y por otro extremo la carretera nacional (camino Real en tiempos Medievales) Casetas volvió a cobrar importancia; contribuyó a ello la fundación de una fábrica azucarera cuyos terrenos fueron donados por los Duques de Solferino. En el momento que dejara de producir, estos terrenos quedarían en poder y para recreo de los "Casetenses", no "Caseteros" como se nos conoce. Esta fábrica azucarera potenció el cultivo en la zona de la remolacha. Otra fábrica, la Harinera del Ebro, puso su granito (en este caso de trigo) en su industrialización; también contribuyó el embellecimiento de sus calles con un edificio de bello corte que hoy día podemos admirar aunque ultimamente arcialmente derribado y sin saber cual será su futura finción; Otras fábricas fundadas por gentes nativas fueron El Tejar en 1864 (que inicialmente perteneció al apellido Sarriá), Jabones y Molino de aceite Oset o Jabones Manblona, Los Vagones Cubas, La Fábrica Montignon, Postes Romero, La Fiterana, La Cerámica, La Fábrica de Pinturas Borodbo y el Florispán. Este último fue el primer insecticida español investigado y patentado por el farmacéutico del barrio, Don Agustín Albesa. Estaba hecho con una flor de elite, de forma natural y sin contaminantes, cuyo eslogan publicitario era "No te sulfures Norberta con Florispán todas muertas". Así como la fábrica de Pastillas Chola dirigido por la familia Navarro, muy popular y querida en el barrio, y muchos más pequeños negocios como el primer horno dirigido por la familia Almenara; estuvo este horno en la calle hoy Castillo, en frente de la Iglesia, en un edificio que todavía hoy pertenece a este apellido, así como otros negocios posteriores a este, anteriores a la Guerra Civil, que todavía perduran como el Bar Chueca, El Chimbo, Carnicería Romanos, Pescados Artigas y los Hornos La Catalana, Causape y Sevilla, y algún otro; y , finalmente, hay que mencionar también el establecimiento en ella de la importante Base de Automovilismo Militar, después de la Guerra Civil española. Sobre todo, desde la segunda mitad del siglo XX y, de manera especial a partir de la década de los años 60, Casetas experimentó un verdadero crecimiento demográfico, prueba de ello es, que el censo de 1970 daba una población de 5.700 habitantes de derecho.

Llama la atención en Casetas la tranquilidad que se respira al cruzar su arteria principal, remozada recientemente y convertida en paseo ciudadano. No hace mucho tiempo asumía el tráfico incesante de vehículos hacia Logroño, hasta la construcción de la variante hace unos años.

Casetas carece de una arquitectura civil destacada, aunque si sobresale parte del contenido de su iglesia parroquial, dedicada a San Miguel. Originalmente fue capilla de la Casa de los duques de Solferino, que tuvieron importantes propiedades en la localidad. Construida a finales del siglo XVIII, las dos naves originales se ampliaron a las tres actuales. Posee crucero alineado y presbiterio recto, cubiertos por bóveda de lunetos y cúpula sobre pechinas, respetando el estilo primitivo. En esta Parroquia se realizó una ampliación en el año más o menos 1957 dirigida por su párroco, Don Pantaleón Benedí, y en la que contribuyó todo el pueblo con sus donativos; el que no tenía dinero contribuía con su trabajo personal como albañil o carpintero, pintor...., e incluso la chiquillería cuando había que hacer trabajos de limpieza. La Parroquia de Casetas tiene como patrona a la Virgen de la Rosa y a San Miguel, en honor de la ermita de este santo y San Rafael, ya desaparecida y en cuyo terreno se ha edificado un moderno edificio; hoy día estos terrenos pertenecen a Utebo, que continúa siendo pueblo independiente pese a quedar más próximo a Zaragoza. El término de este pueblo llega hasta el mismo casco urbano de Casetas de forma que vecinos de una misma calle pertenecen a uno y otro pueblo según en qué lado están. El retablo mayor de la Iglesia es una obra recompuesta de diferentes épocas, al parecer también regalo de los duques de Solferino. Su mazonería es de la primera mitad del siglo XVII y consta de banco, tres calles y ático con diversos lienzos del siglo XVII sin temática común En su interior sobresalen dos tablas, una dedicada a Santa Clara y otra con un Calvario, ambas góticas de finales del siglo XV, atribuidas según M. C. Lacarra a Miguel Ximénez.. En el crucero se hayan dos masonerías de retablos de estipítes (fines del siglo XVII – XVIII) y una tabla del Santo Cristo, obra quizás del siglo XVII.

También es de destacar el conjunto arquitectónico de La Harinera del Ebro que ocupa una manzana entera. En su disposición y características finales refleja diversas fases en su construcción, correspondiendo el núcleo inicial a los dos bloques dispuestos en “L” recayente a la calle Moncayo, 15, con tres alturas, y el contiguo, recayente a la calle del Olmo, de una planta. El resto parecen ampliaciones posteriores de edificación vulgar. Se sabe que esta fábrica de Harinas de Solans se incendió el 30 de diciembre de 1920; casi toda la maquinaria se quemó y se produjo el hundimiento del edificio. Por ello, cabe deducir que la construcción actual es fruto de una edificación o reedificación de los primeros años de la década de los 20. Los dos bloques de edificio de interés responden a los primeros planteamientos formales. El núcleo principal consta de tres plantas, está edificado en ladrillo revocado, y su fachada principal se ordena en rígida simetría a partir un cuerpo que vuela sobre la puerta, sobre dobles ménsulas, y se remata a modo de torreón: a ambos lados se disponen dos ejes de vanos adintelados y con cabezales de clave resaltada en la planta baja, en cuyo centro se abre la puerta de ingreso en arco de medio punto, enfatizada por las dobles ménsulas de vuelo del cuerpo central que la flanquean. La última planta tiene un tratamiento totalmente definido en clara referencia a la arquitectura local; se trata de una sucesión de arcos de medio punto, en series de tres, sobre el que se alza el antepecho de remate del edificio. El edificio se integra dentro de la arquitectura fabril de las primeras décadas del siglo XX /1910 – 1920), dentro de un eclecticismo con matizaciones historicistas relacionable con algunas obras de Miguel ángel Navarro Pérez.

En Casetas hay que acercarse de a la calle San Miguel o calle Mayor, la más antigua del barrio, lugar en la que en las fiestas mayores tienen lugar los encierros tradicionales y a los que tanta afición tienen las gentes del lugar. No se puede dejar de visitar la plaza del Castillo, saborear las tapas de sus innumerables bares (Chueca, Pozal, Volante, etc)

Destacar dos enclaves naturales de especial interés: La balsa del Ojo del Cura y balsa del Ojo del Fraile. Dolinas situada al sur del casco urbano, provocadas por un hundimiento de los yesos sobre los que se asienta esta zona. Existía hace pocas décadas una red de humedales que se han ido colmatando para el aprovechamiento agrícola. Los ojos del Cura y del Fraile son dos de los pocos humedales que perviven en esta zona de regadío tradicional. El terreno donde se asienta la balsa del Ojo del Cura fue comprado por el ayuntamiento y en la actualidad se está realizando un programa de rehabilitación natural de la zona por parte de asociaciones y ayuntamiento, pues el abandono la había convertido en una escombrera. Esta balsa tiene las características de poseer un agua de alta salinidad, un carrizal que tapiza las orillas y un nivel de aguas variable a lo largo del año pero más bien bajo lo que la convierte en un humedal muy apto para las aves limícolas, estableciéndose anualmente una pequeña colonia de unas 20 a 30 cigüeñuelas (Himantopus himantopus), cosa poco común en una balsa tan cercana a un núcleo urbano. También se pueden observar en este paraje animales como el ánade real, andarríos chico, chorlitejo chico, zampullín común, polla de agua y focha común. La balsa del Ojo del Fraile es un humedal más profundo que suele albergar algunas poblaciones de anatidas, está rodeado por un espeso carrizal que oculta a las aves en su periodo de nidificación. Esta balsa es de titularidad privada, siendo una pena que no haya pasado a ser de uso publico para mejorar su protección ya que también ha sido víctima de usos poco ecológicos.

A los caseteros les gustan mucho los bares, así que el barrio está plagado de ellos, si se acercan por allí les recomiendo uno muy típico sobre todo para tomar vermut tradicional vayan a Casa Chueca y si quieren comer unos calamares y ver unas cuanta diapositivas vayan al Pozal y si quieren disfrutar de una partida de guiñote vayan al Pico Pico.

Como dice Ángela Mañero en su libro “Historia de Casetas”, del que he extraído algunas notas, añoro aquel Casetas más tranquilo (aunque joven y moderno) donde el paseo por la carretera o el camino de la estación era un maravilloso recreo para el espíritu, y al que venían (por algo será) gran parte de la juventud de todos los pueblos de alrededor”. Me he permitido, instando a mi memoria, hacer algún que otro añadido Había dos cines: el cine Florida y el cine Aragón en la plaza de las “escuelas nacionales” en los que pasábamos tardes enteras haciendo realidad nuestros sueños.

También existía (y existe) un centro académico, la Academia San Miguel, dirigido por dos magníficos maestros, Don Marciano y Doña Lola, de entrañable recuerdo para los que estudiamos allí, sucedidos posteriormente por Don Cirilo y Don Mariano, amén de otros muchos, de cariñoso recuerdo. También había un salón de baile donde las mozas no pagaban al entrar; la orquesta que tocaba era local dirigida por Don Dámaso Casas. Sin demasiado dinero ni pretensiones lo pasábamos muy bien, entre pandillas, de las que salieron unas cuantas parejas; la juventud era sana y no tenía los traumas que hoy padecen debido a las prisas que hoy tiene la sociedad.

Fiestas: MAYO: El primer domingo de Mayo, Casetas celebra sus fiestas en honor a la Virgen de la Rosa, son las fiestas mayores y los Caseteros se transforman en peñistas y disfrutan de estos dias. En este día se le hace una ofrenda de flores a la Virgen y todo aquel que tiene traje regional tiene oportunidad de lucirlo. Después la procesión en la que se pasea a la Virgen por las calles para seguidamente ofrecerle la Misa Solemne. Es costumbre que haya vaquillas y toda clase de festejos populares, con las Peñas del barrio, la gente madura, la juventud, y la chiquillería haciendo alarde de alegría y jolgorio. SEPTIEMBRE: El 29 de Septiembre los caseteros celebramos San Miguel, son las fiestas pequeñas pero no por ello menos intensas que las de Mayo. Durante estas fiestas las peñas, algunas de ellas con local abierto durante todo el año, muestran una hospitalidad sin límite a todo forastero que se acerca.

Otras fiestas o celebraciones dignas de destacar son la fiesta de San Antón, protector de los animales (17 de enero); en la noche anterior a su fiesta encendíamos, por barriadas, enormes hogueras en donde era tradicional asar patatas y a cuyo alrededor jugábamos y cantábamos esta canción: "Esta noche las hogueras y mañana San Antón el que no mate tocino no comerá morcillón". San Valero "el rosconero y el ventolero", por coincidir que casi siempre por este día el cierzo hace de las suyas; este Santo es el patrón de Zaragoza (29 de enero). El 2 de febrero se celebra "La Candelaria". Este día se va a la Iglesia a por la candela que se enciende cuando hay tormenta como oración y como protección para el campo. Para este día hay un refrán popular que dice: "Si la candela plora el invierno ya está fora, y so no plora ni dentro ni fora". El día 3 de febrero es San Blas, protector de las enfermedades de garganta; en este día se bendicen toda clase de alimentos. Otro refrán para este día es "Para San Blas la cigüeña verás y si no la vieres más invierno hiciere" o "Para San Blas hora y más". El 5 de febrero Santa Águeda, patrona de las mujeres; en este día se hacen ricos postres como las tradicionales farinetas de la Santa o torrijas. En la actualidad una asociación que lleva su nombre conserva esta estupenda tradición. El jueves Lardero que se celebra el jueves anterior al miércoles de Ceniza. Esta fiesta es extraordinaria y se pasa estupendamente; es tradicional la tortilla de chorizo o longaniza, que se come en unos panecillos especiales que sólo se hacen para esta ocasión: son redondos más grandes o más pequeños según el apetito de cada uno, se acompañan de buenas frutas; para dar buena suerte, y para digerir todo, una buena bota de vino del país. Con todo esto se va andando hacia el campo o el río y allí se convive, se juega al corro o a la comba y con una explosión de alegría se celebra la victoria de Don Carnal sobre Doña Cuaresma.



Foto 1.- Iglesia parroquial de Casetas

Foto 2.- Estación FF.CC década de los 70

Foto 3.- Estación FF.CC actual

Foto 4.- Antiguo Palacio. Actualmente desaparecido
Foto 5.- Antiguas Escuelas Nacionales. Hoy Centro Social

Foto 6.- Ojo del Cura

servido por Jose Antonio 4 comentarios compártelo

4 comentarios · Escribe aquí tu comentario

JULIO REMACHA AZNAR

JULIO REMACHA AZNAR dijo

Apreciado paisano, por casualidad he dado con su escrito sobre mi barrio,
Casetas, lo he leido con gran interes y me ha gustado recordar tantas cosas, yo nací en esa estación, mi padre, al igual que el suyo, era ferroviario, muchos años antes,claro.
Permitame, hacerle alguna pequeña corrección, supongo que son gazapos
involuntarios, ya sabe, los "viejos" somos un poco metódicos :
LA FITENA, NO FITERANA
LA FÁBRICA DE PINTURAS ERA BOROBIO
LAS PASTILLAS CHOLO, NO CHOLA
Y DON DÁMASO CASANS, NO CASAS.
Espero no haberle molestado, nada más lejos de mi ánimo.
y ya puestos, me hubiera gustado una mención "AL ANDALUZ"
Bar emblematico y con historia.
Un cordial saludo de un Casetero.
JULIO REMACHA AZNAR

14 Agosto 2009 | 08:03 PM

joseacuenca

joseacuenca dijo

Estimado Julio,
Sus correcciones aceptadas. No faltaba más. Cómo Vd dice son "gazapos" propios totalmente involuntarios. Siento los "laxus" cometidos pero especialmente el que se refiere al de Don Dámaso, vecino de mis padres y, por ende, mio, en las famosas casas de Sindicatos "Grupo Coronel Reig" en donde creci en mis primeros años de vida.
Como no recordar el bar por Vd mencionado en plena carretera de Logroño, hoy avenida. Local visitados por los caseteros y de tan buen ambiente en las fiestas del pueblo.
Muchas gracias por su aportación y encantado de haberle tenido entre mis lectores. Espero seguir contando con su presencia virtual a la espera de coincidir un día que espero no sea lejano en nuestro barrio. Sepa que este blog que es el suyo esta a su entera disposición.
Un fuerte abrazo.

14 Agosto 2009 | 08:55 PM

Julio Remacha

Julio Remacha dijo

Estimado José Antonio,
Gracias por su comprensión ante mi meticulosidad....
Yo también espero verle algún día por Casetas,
vivo en Barcelona y actualmente estoy en Cambrils,( playa
de lo aragoneses) pero vamos a menudo, dado que tengo
ahí un hermano y varios sobrinos, asi que seguro, nos veremos,

Abusando de su amabilidad le voy a pedir un favor, pequeño,
he buscado en Google, el libro de la Sra, Manero y no logro
saber la Editorial, si la conoce y me la puede indicar le quedaré
muy agradecido. (en Google aparece como Manero, no se si es
correcto, o por el contrario es Mañero)

Un cordial saludo de su reciente amigo.
Julio

15 Agosto 2009 | 05:38 PM

joseacuenca

joseacuenca dijo

La editorial del libro al que se hace referencia no consta en la página web de la Asociación Cultural Coral de Casetas (http://www.or-creativos.com/coralcasetas/) que es la fuente de la que obtuve los datos que constan en el "post". Si consulta el apartado correspondiente a los componentes de la Coral se puede leer entre los contraltos el nombre de Ángela Manero Latorre y si pincha en la pestaña Casetas obtendrá la referencia visual del libro con un breve resumen del mismo. También figura una dirección de correo electrónico de contacto.
Saludos cordiales

15 Agosto 2009 | 06:31 PM

Escribe tu comentario


Sobre mí

Avatar de Jose Antonio

Aragón y Medicina

Zaragoza, España
ver perfil »
contacto »
José Antonio Cuenca Campillo nace en Zaragoza en 1956. Hijo de un ferroviario y de una enfermera sus primeros años transcurren en el barrio rural de Casetas, distante 14 kms de Zaragoza, a donde llega por el destino de su padre a ese importante nudo ferroviario. Inicia sus estudios en el Colegio de San Miguel de esa localidad hasta completar su Bachillerato Elemental. Para poder llevar a cabo sus estudios de Bachillerato Superior en el Instituto "Goya", se traslada a Zaragoza, instalándose en el domicilio de sus abuelos paternos. Ya con toda la familia en Zaragoza, inicia sus estudios de Medicina en 1973, finalizandolos en 1979, a los 23 años. Durante los años de carrera es nombrado alumno interno de Patología Qururgica "B" (Traumatología), asiste como voluntario al Servicio de Urgencias del Hospital MAZ de Zaragoza y trabaja en el Hospital Miguel Servet como A.T.S. Finalizada la carrera de Medicina se hace cargo, de forma interina, de una plaza de Sanidad en el Distrito V de Valladolid. pasando consulta de Medicina General en el consultorio de "Los Pajarillos" en el barrio homónimo de esa ciudad castellana. En 1980, siguiendo el consejo de un buen amigo, oposita a Sanidad Militar, ingresando en dicho cuerpo ese mismo año. Colabora y forma parte de la Organizacion No Gubernamental "MEDICUS MUNDI ARAGÓN". Es socio de UNICEF España y es miembro de la Asociación Cultural "Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Zaragoza" de la que forma parte desde 1993, año en el que realizó el "Camino" a pie. con su familia, desde el Somport (Huesca) hasta Santiago de Compostela. Forma parte tambien de la Asociación de Antiguos Alumnos de la Universidad de Zaragoza (AGRALUZ) Actualmente desarrolla su actividad profesional (colegiado 50/5008305) en Zaragoza desde 1983. Correo electrónico:domus@joseacuenca.jazztel.es José Antonio Cuenca Campillo

Crea tu insignia

; El objetivo de este blog es la divulgación del conocimiento médico mediante comentarios y referencias dirigidos a los profesionales sanitarios y a aquéllas personas interesadas en los temas de salud y organización sanitaria. La información publicada en “Aragón y Medicina” nunca puede sustituir ni reemplazar la necesaria relación personal entre un paciente y su médico de confianza. No se atenderán casos clínicos particulares ni se dará información personalizada. Este sitio no cuenta con fuentes externas de financiación. Debido al hosting gratuito, el proveedor utiliza un banner comercial en el sitio web que queda fuera del control del editor de la web. Cualquier tipo de publicidad presente en el sitio web, tanto en forma de banner, enlaces o artículos comerciales, esta claramente diferenciada con la palabra "Publicidad". La publicidad debe estar emmarcada visuamente con el fin de poder distinguirla claramente del contenido editorial. El editor se reserva el derecho de aceptar o no los comentarios que se incluyan en la web Todos los usuarios son considerados, por defecto, no profesionales de la salud. El moderador/editor revisa diarimente los mensajes. Antes de su eliminación el moderador/editor advierte al usuario de la supresión o no publicación de su/s mensaje/s. Los mensajes publicados en su plataforma Web 2.0 pueden ser leídos y usados por cualquier usuario; Cada usuario proporcioná referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo. Usuarios y moderadores se comprometen a publicar información de cuya exactitud y veracidad tengan constancia. Si los usuarios publican mensajes con contenido publicitario se especificará mediante el enlace correspondiente. El editor se reserva publicar contenidos publicitarios sin derecho a financiación. Este blog no recopila datos personales de ningún tipo. Este blog sigue las directrices y principios de HONcode (http://www.healthonnet.org/HONcode/Spanish/) Ver código ético en Categorias Free counter and web stats
widgeo.net

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.

Web Médica Acreditada. Ver más información

Este es un blog solidario

miarroba.es Alta Gratis en Buscadores Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-SinObraDerivada 3.0 España.

Enlaces

Buscar

suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

¿Qué es esto?

Crea tu blog gratis en La Coctelera